Ben Carson

Sus padres procedían de las familias numerosas en zonas rurales de Georgia, nació en Detroit, Míchigan, Estados Unidos. Su madre, Sonya Carson, abandonó la escuela en tercer grado, cuando ella tenía sólo trece años se casó con Robert Solomon Carson, un ministro bautista procedente de Tennessee, los padres de Ben se divorciaron cuando él tenía ocho años.

La señora Carson asumió la responsabilidad de sostener a Benjamin y su hermano mayor, Curtis Carson. Ella trabajó en dos (a veces tres) puestos de trabajo a la vez para poder mantener a sus hijos.

Carson manifestó tempranamente dificultades en su educación primaria, hasta ser visto como el peor alumno de su clase, “De hecho era un muy mal estudiante, y todos me llamaban imbécil. Ese era mi apodo, y yo también creía que era un imbécil. Nunca pensé que yo fuera inteligente. Incluso recuerdo un día en el patio de la escuela, en que nos estábamos preguntando quién sería el niño más lento de la escuela. No hubo una gran discusión porque todos estuvieron de acuerdo en que ese sería yo. Pero entonces alguien quiso divagar sobre quién sería el niño más tonto del mundo, y yo dije… “Esperen un minuto, hay billones de niños en el mundo”, y ellos contestaron, “Si, pero tú eres el más tonto de todos!”

Había una persona que no pensaba que yo fuera tonto, y esa era mi madre. Ella siempre estuvo segura de que había algo en mí, y siempre me decía – Benjamin, eres demasiado listo para traer estas notas a casa-”

Pero yo seguía trayendo las mismas notas, y ella seguía pensando lo mismo, y ya no sabía qué hacer, y rezaba, y le pedía a Dios que le diera sabiduría para saber qué hacer para hacer que su hijo entendiera la importancia del desarrollo intelectual”.

Carson dice que Dios le dio a su madre finalmente la sabiduría que requería para hacer que él y su hermano leyeran libros y le hicieran un resumen, incluso a pesar de que ella no podía leerlos. Carson descubrió a través de la lectura personajes  que habían logrado superarse al hacerse cargo de su propio destino. “A medida que leía esos libros, empezaron a ocurrir cosas increíbles. Empecé a darme cuenta, principalmente, según leía historias de personajes que habían alcanzado grandes logros en diversos campos, que la persona que más tiene que ver con lo que te va a ocurrir en la vida, eres tú misma. Nadie más. No es el entorno, no es tu capacidad, eres tú. Y eso me empoderó enormemente. Dejé de escuchar a las personas de mí alrededor – todas esas personas negativas que te dicen que algo no se puede hacer, y empecé a pensar sobre lo que si puede hacerse, y esto provocó una gran diferencia en mi vida “  Hasta llegar a convertirse en un alumno brillante, el primero de su clase.

 

Una vez que entró en la escuela de medicina, Carson fracasó en sus primeros exámenes. Cuando le enviaron al asesor “el miró mi expediente y dijo – Pareces un joven inteligente, hay muchas cosas que podrías hacer fuera de la medicina”. Me aconsejó que dejara la carrera.

Estaba asistiendo a muchas clases, pero no estaba aprendiendo nada. Reflexionando, se dio cuenta de que lo que más le había enseñado siempre habían sido los libros, así que tomo una gran decisión, saltarse las aburridas clases y dedicarle el tiempo a aprender de los libros, y así el resto de su carrera de medicina se convirtió en un camino de rosas.

“Cada persona aprende de un modo diferente” indica Carson. “Yo personalmente no aprendo nada de las clases magistrales, pero aprendo mucho leyendo. Y hay otras personas como yo. Otras personas aprenden de los debates. Otras aprenden repitiendo lo aprendido. Otras son muy visuales y necesitan construir una imagen de cada concepto… de hecho yo soy muy visual, y necesito hacerme “tarjetas flash” de cada cosa que me es útil saber.

Fue médico neurocirujano pediatra (obtuvo un reconocimiento mundial por su participación en la primera separación exitosa de siameses unidos por la parte trasera de su cabeza)    ahora retirado, psicólogo, filántropo, escritor y político estadounidense. Fue candidato a la nominación republicana en las elecciones presidenciales de 2016. En 2008, fue galardonado con la Medalla Presidencial de la Libertad por el presidente George W. Bush.

Carson ha recibido numerosos honores y premios lo largo de los años, incluyendo más de 50 doctorados honoris causa, uno de los veinte principales médicos y científicos de Estados Unidos.

 Los libros de Ben Carson se han convertido en bestsellers, siendo traducidos a múltiples idiomas. Estos libros incorporan la historia de su vida y su filosofía del éxito, que incorpora el trabajo duro y la fe en Dios.

Benjamín Solomon «Ben» Carson pasó a ser del “tonto de la clase”, a uno de los neurocirujanos de mayor prestigio mundial y candidato a la presidencia del Partido Republicano de los EE.UU, gracias al empeño de una madre y a su propia determinación.

Información: Talent challenge your8725647071?profile=RESIZE_400x

¡Tienes que ser miembro de SGS para agregar comentarios!

Join SGS

Votos 0
Enviarme un correo electrónico cuando me contesten –

Respuestas

  • Es realmente, una poderosa historia!👍

This reply was deleted.
SGS ©2021